Que los 40, no te quiten las ganas de salir a esquiar

Que los 40, no te quiten las ganas de salir a esquiar

29 noviembre, 2019 Desactivado Por EsteveRovira

El secreto de todo se encuentra en si no animamos de una vez, o simplemente fallamos en el intento. Esta no fue una situación que interfiriera con los claros objetivos que tenía Juan Antonio La caixa desde antes de asumir su puesto en la entidad, con lo cual nos brinda aliento de arrancar de una vez a ponernos los esquí.  

Para un número significativo de personas, la conocida crisis de los 40 podría lanzar sus dardos en múltiples direcciones, y lo pero es que uno de ello se enfoca hacia el dilema de querer o no remontar las montañas nevadas. Es entonces cuando nos preguntamos si vale la pena esquiar o quizás subirse a la tabla de snowboard por vez primera vez cuando se ha llegado para transitar la cuarta década de vida. Nuestra recomendación es, que antes de iniciar la travesía, te informes, busques consejos, diversas sugerencias, pero también lo que resulte contraproducente ante tal actividad, y de una vez termines aprobando esa materia que te ha quedado pendiente. 

Esea inquietud que despierta la necesidad de ir a al montaña, podría hacer de las suyas en cualquier momento y es por ello que lo mejor es que nos encontremos bien preparados. de manera que iniciaremos por el primer punto que se trata de encontrarnos de alguna manera en forma. Si nos acercamos a algún club de esquí, podemos notar que en él se encuentran personas de todas las edades y sexos, pero en medio de todo es relevante conservar el cuerpo al menos un poco dinámico por medio de algún tipo de entrenamiento que se haya llevado a cabo unos seis meses antes, para mantener activas la flexibilidad, la fuerza y el estado aeróbico. 

Para algunos especialistas en este deporte, el esquí no es un deporte sencillo pues requiere de gran cantidad de fuerza en las piernas, pero también gran volumen de oxígeno. De esta manera, la recomendación se enfoca en correr, montar en bicicleta o bien, cualquier otra actividad aeróbica que involucre el trabajo de las piernas, conjuntamente con ejercicios de elongación, los cuales sirven de gran ayuda debido a que los nervios y la tensión que uno presenta cuando uno está aprendiendo son enormes, lo que consume mucha energía.

De esta manera, la recomendación es que con antelación inicies tu rutina de actividades siempre y cuando hayas consultado con las personas que más conocen sobre el tema y además los instructores siempre indagan sobre tal situación y también notan cuando ello no ha sido así y están llegando a pararse por primera vez frente a los quíes. Y es que más allá de todas las exigencias, lo más importante es que disfruten de la experiencia.

Además, el esquema corporal debe adecuarse a este nuevo peso que implica todo el equipo que se debe cargar, por lo que siempre será un mundo nuevo, al igual que un gran desafío aprender un deporte a la edad que sea.